Grutas

Olhos de Água
Cómo llegar: Rua dos Pescadores 3, Olhos de Água, 8200-634 Albufeira
Distancia desde el hotel: 4,5 km del hotel (10 min)

Pequeña población de origen pescador, la formación de su nombre se debe a la existencia de varios manantiales de agua dulce en la playa, junto al mar y mar adentro. El nombre de la playa está relacionado con el fenómeno geológico de los manantiales de agua dulce. Las aguas de la lluvia y las líneas de agua se filtran en sentido ascendente (al norte de la playa de Olhos de Água) a través de las rocas, circulando subterráneamente, de norte a sur, hasta al litoral. 

Cuando llega a la costa, el agua forma unos conocidos y curiosos «ojos de agua». En la playa, estos «ojos» son más visibles durante la marea baja. Junto a estos manantiales se establecieron los fenicios, cartagineses y romanos, que practicaron la pesca y desarrollaron la salazón y secado de pescado, que se extendieron por toda la costa del Algarve.

Recientemente se encontraron vestigios de tanques de salazón del periodo romano en las vecinas playas de Maria Luísa y Santa Eulália. 


Playa de Albandeira
Cómo llegar: Playa de Albandeira, Vale de Engenhos, Lagoa
Distancia desde el hotel: 34 km (40 min)

El arenal es pequeño y se encuentra dividido por un afloramiento rocoso que origina entradas y calas, casi siempre aprovechadas por los bañistas, así como bellas piscinas naturales. En los acantilados que rodean la playa se puede apreciar la acción modeladora del mar en la roca, que crea enormes cuevas y grutas. El ambiente calcificado típico de este tramo de costa ofrece las condiciones ideales para muchos animales, especialmente los murciélagos y las aves marinas. En este paisaje se pueden contemplar con facilidad gaviotas, águilas pescadoras, halcones, vencejos y cormoranes.


La playa de Buraco
Cómo llegar: Lagoa, playa de Buraco
Distancia desde el hotel: 30 km (40 min)

Se sitúa en un pequeño rincón del acantilado con un arenal de dimensiones reducidas. Su nombre, que significa «agujero» en español, proviene del hecho de que su acceso se realiza a través de un agujero tallado en la roca, adornado con cantos rodados, en la parte interior de la playa. Si es un buen nadador, es fácil bordear las puntas del acantilado y acceder a las playas vecinas. Este es el lugar ideal para quienes buscan un poco más de privacidad.


Algar Seco
Cómo llegar: carretera de Algar Seco 16 Carvoeiro
Distancia desde el hotel: 39 km (40 min)

Al este de la playa de Carvoeiro se encuentra un conjunto de cuevas naturales talladas por el viento y la fuerza del mar, el Algar Seco, un verdadero símbolo de esta localidad. Siguiendo por el camino tallado en las rocas, se pueden observar a los pescadores en los acantilados, que miran el horizonte e intentan pescar peces frescos. Desde lo alto del acantilado podemos contemplar la belleza extraordinaria de la zona en todo su esplendor.


Gruta do Coração (Algar Seco)
La «Gruta do Coração» (Gruta del Corazón en español) es una gran cueva también conocida como «la gruta del paraíso». Está formada por numerosos fósiles. Al fondo de la cueva también podemos encontrar un pequeño arenal bañado por el sol.


Arcos de la playa de Marinha
Cómo llegar: playa da Marinha Porches, Lagoa
Distancia desde el hotel: 34 km (40 min)

Al llegar a la famosa playa de Marinha, veremos los «Arcos de la playa de Marinha», junto a los cuales todavía quedan restos de un barco hundido. 

La playa de Marinha es una de las playas más bonitas y emblemáticas de Portugal, considerada una de las diez playas más bellas de Europa y una de las cien mejores playas del mundo por la guía Michelin. Además, se ha convertido en la imagen promocional de la «Guía de Portugal», distribuida por todo el mundo.

Esta playa se hizo bastante conocida no solo por sus bellos acantilados, sino también por el alta calidad del agua, de impresionante transparencia.


Catedral: acceso a la playa de Marinha
La «Catedral» es una de las cuevas más grandes y hermosas. Para llegar a ella, tendremos que cruzar los Arcos de la playa de Marinha en barco. Aquí encontraremos aguas transparentes en tonos de verde. Un lugar idílico. 


Gruta dos Dois Olhos : acceso por la playa de Marinha
Esta gruta, que se encuentra tras la salida de la playa de Carvalho, recibe el nombre de «Gruta dos Dois Olhos» (Gruta de los Dos Ojos en español), debido a las dos aberturas que posee en la parte superior. Solamente se puede acceder en barco. 


Playa de Carvalho

Cómo llegar: Rua de Algarve Clube Atlântico H15, Lagoa
Distancia desde el hotel: 35 km (40 min)

Cuando entramos en esta oscura cueva quedamos imbuidos por la mezcla de sensaciones que provocan los olores, la fresca brisa, el verde del techo y los fósiles en las paredes. La playa de Carvalho fue otrora una playa privada. Solamente se puede acceder en barco. 


Playa de Benagil
Cómo llegar: Benagil - playa de Benagil Carvoeiro
Distancia desde el hotel: 41 km (40 min)

Localizada en Benagil y con acceso desde el mar o a nado (más de 800 metros), es una de las grutas más fotografiadas del mundo y compartida en las redes sociales. Se trata de una sorprendente formación geológica con una impresionante peculiaridad: un agujero en la parte superior y una playa escondida en su interior. 

Este rincón de la naturaleza casi primitivo está protegido por un alto acantilado. Los turistas la buscan por la alta calidad y transparencia de sus aguas, así como por su riqueza y biodiversidad marina. Está cerca de la internacionalmente famosa playa de Marinha. 


Ponta da Piedade
Cómo llegar: Farol Punta da Piedade, Lagos
Distancia desde el hotel: 68 km (60 min)

Ubicada a dos kilómetros de Lagos, en la Costa d'Oiro, y repleta de cuevas, bahías desconocidas y playas tranquilas, la Ponta da Piedade es particularmente atractiva cuando se ve desde el mar. 

Una larga y estrecha escalera conduce a una pequeña cala donde pintorescas embarcaciones esperan a los visitantes que deseen explorar este paraíso natural.

A poca distancia de la costa hay varios islotes con pendientes donde es común encontrar nidos de halcón peregrino, cuervos, cornejas grises, vencejos reales y vencejos pálidos, así como una colonia de garzas blancas y garcillas bueyeras.

Quién tenga fuerza para subir sus 182 escalones podrá disfrutar, en lo alto del faro, de la vista del promontorio que recibió el nombre de Punta de la Piedad y que marca el límite entre la tierra y el mar.

En este recorrido también se puede observar el Fuerte Ponta da Bandeira y el arenal del Cais da Solaria, donde en otros tiempos se ubicó la lonja de pescado. 

Poco después, aparecerá ante sus ojos una sucesión de pequeñas playas: dos Homens, dos Estudantes, da Caldeira, do Pinhão (en la que podrá contemplar una escalinata de piedra monumental «construida por los militares en tiempos de Salazar»), e incluso la más famosa, varias veces condecorada y la más bella del mundo: la Gruta del Amor.


Acceso por tierra:
 desde el Faro de Ponta da Piedade y luego a pie por unas escaleras esculpidas en la ladera.


Acceso por mar: desde el puerto deportivo de Lagos se ofrecen excursiones a Ponta da Piedade, en velero o en pequeñas embarcaciones de pesca.

Paseo por las grutas de Lagos
Existen cuatro puntos de embarque para los paseos en barcos tradicionales: Ponta da Piedade, playa de Dona Ana, dique junto al Fuerte de Ponta da Bandeira y Avenida dos Descobrimentos (dique flotante en frente del aparcamiento de Frente Ribeirinha).

El viaje dura unos 45 minutos (cada barco lleva a cuatro personas). Actualmente existen varias empresas que realizan actividades en la Costa d'Oiro y las grutas de Ponta da Piedade. Los paseos en kayak salen normalmente del muelle de Solaria y tienen una duración de tres horas. En cuanto a los barcos de mayor envergadura, con un límite máximo de doce personas, salen de la Marina de Lagos. 

VOLVER A: VER Y VISITAR